Los carretes de surfcasting

Los carretes de surfcasting

Seguimos una semana más con la serie sobre " Nociones básicas de pesca". Cómo avanzamos la semana pasada, hablaremos sobre los carretes de Surfcasting.

El Surf Casting es la modalidad de pesca que se practica generalmente desde playa. Es una pesca en la que lanzamos nuestro cebo a una determinada distancia, por lo general bastante grande, por lo que necesitaremos un carrete capaz de albergar una gran cantidad de línea. Además, y para favorecer estos lances, las bobinas de nuestro carrete han de ser anchas y de muy poca profundidad para, precisamente, disminuir el roce a la hora de salir la linea. El tamaño de los carretes por tanto, y de las bobinas, suelen estar entre 8000 y 10000, pudiendo encontrar incluso algún modelo con bobinas de 6000 e incluso 12000.

En la imagen de abajo podéis apreciar un carrete ideal para la practica del Surf Casting con sus dos bobinas de repuesto. Estos carretes no sólo se usan para pescar desde la playa, sino que también son usados para la pesca desde costa y embarcación. Dependiendo del tipo de pesca que vayamos a realizar usaremos una bobina u otra.

A la hora de escoger un carrete para el Surf casting, nos fijaremos en aspectos como: el ratio del carrete, que será bajo, ya que no nos interesa la velocidad sino la fuerza. Recordad, un carrete con menos ratio es más fuerte que uno con un ratio elevado. Oscilará entre 3 o 4:1; las bobinas de repuesto es otro factor a tener en cuenta. Puede ser que traiga, como el de la foto, o puede ser que no, en cuyo caso sería interesante saber si se pueden conseguir por separado. El hecho de disponer de varias bobinas, nos permitirá afrontar diferentes situaciones o escenarios de pesca; el número de rodamientos del carrete. Aunque es frecuente encontrar carretes de alta gama con pocos rodamientos, éstos harán que la recogida sea mucho más suave. Oscilan entre 4 rodamientos a 8 rodamientos, aunque podemos encontrarlos con más; el freno es otro factor importante, sobre todo su regulación. Suelen ser micro-métricos, con lo que con escaso movimiento conseguiremos apretar o aflojar suficientemente nuestro carrete. Es muy útil ya que muchas veces pescaremos con él bastante flojo, para que en caso de picada de una buena pieza, ésta saque linea y no nos la parta o tire la caña; la estética, por supuesto, será uno, o el, factor decisivo a la hora de decantarnos por un modelo u otro. En la actualidad tenemos carretes “tuneados” con pomos grandes y de colores, bobinas agujereadas para mayor ligereza, acabados futuristas con “entradas de aire” al más puro estilo automovilístico,....todo para que nos entre por los ojos y nos haga tener un carrete diferente al resto.

Como podeis ver, es prácticamente lo mismo que para los de Spining pero en tamaño más grande. 

Esperamos que os haya gustado y nos vemos para la semana que viene con los carretes de mosca.

Saludos!!