Los carretes de spining

Los carretes de spining

Continuamos con un nuevo capitulo de la serie que iniciábamos la semana pasada sobre nociones básicas de pesca. En esta ocasión hablaremos de los carretes. 

A la hora de escoger un carrete, al igual que con las cañas, deberemos tener en cuenta una serie de características. Cuestiones que van desde la longitud de la caña, la modalidad a practicar, el pez que vayamos a pescar, ...hasta la estética del mismo, van a determinar que escojamos uno u otro. Para no entrar demasiado en cuestiones técnicas de los mismos, recordemos que estamos hablando de nociones básicas, vamos a diferenciar entre: carretes de spining, carretes de surf casting, carretes de arrastre y carretes de mosca.

                                      

                           

Carretes de Spining.

Sin lugar a dudas, podemos decir que son los carretes más empleados para la pesca. Los fabricantes determinan el tamaño con números, generalmente 1000, 2000, 3000, 4000, 5000. Podemos encontrar algunas marcas en las que en lugar de 4000, ponga 40, o 30, 0 50. Equivaldrían a lo mismo que el que usa la otra nomenclatura. Cuánto más pequeño es ese número, más pequeño es el carrete. Para la pesca a spining, en cualquiera de sus modalidades o disciplinas, los tamaños más habituales van de 1000 a 5000 o 6000. 

Otro detalle a tener en cuenta a la hora de escoger un carrete, es el ratio de éste. Ésto no es más que la velocidad a la que recoge el mismo. Generalmente viene indicada en la caja del carrete con dos números. Uno de los números siempre es un uno, ya que mide las vueltas que da el carrete por cada vuelta completa de manivela. Es decir, si tenemos un carrete de ratio 5:1, significa que por cada vuelta de manivela, el guía hilos da 5.

                                                

El freno del carrete es otro factor que deberemos valorar a la hora de escoger nuestro carrete. Tenemos carretes con freno delantero y con freno trasero. Éstos últimos cada vez son menos habituales, ya que un freno delantero es mucho más potente al actuar directamente sobre la bobina. La potencia del freno viene indicada en kilos y es importante si vamos a practicar spining  con peces realmente poderosos. Es raro que el fabricante lo indique, salvo en esas excepciones de carretes de spining pesado o jiging, en el que nos enfrentamos a grandes peces, así que por lo general, nuestro carrete dispondrá de freno suficiente para afrontar nuestras jornadas de pesca.

              

              

En este detalle de una caja de un carrete, podemos apreciar toda la información que nos aporta el fabricante, desde el ratio y el freno, hasta el peso y la capacidad de linea de las bobinas. 

Otro detalle a tener en cuenta y que más preocupa a la gente a la hora de elegir un carrete, es el número de rodamientos que éste tenga. Un mayor número de rodamientos va hacer que la recogida sea mucho más suave y el desgaste de los mecanismos, a la larga, menor que si no los tuviera. Pero un mayor número de rodamientos también otorgará al carrete un mayor peso. Podemos encontrar en el mercado carretes de alta gama con muy pocos rodamientos y carretes más asequibles con más. Lo importante es que los rodamientos sean de calidad y estén en donde realmente son necesarios.

En función de lo que hemos comentado, y a modo de ejemplo, podríamos establecer el siguiente criterio para escoger nuestro carrete: spining ligero o ultra ligero, cañas de 1,80, o inferiores como para la pesca de rio, hasta 2,10 o 2,40, buscaremos carretes de entre 1000 a 3000 cómo norma general; spining ligero en mar y pesado, cañas que van desde los 2,40 hasta los 3,60 o 3,90, buscaremos carretes desde el 3000 hasta el 6000, cómo norma general.

Cómo decimos, es como norma general, lo más común vaya, no quiere decir que sea así sí o sí, ya que cada uno verá y probará lo que le resulta más cómodo. Simplemente es a modo de orientación para aquellos que se estén iniciando y puedan tener dudas.

En el siguiente post hablaremos de los carretes de Surf Casting.

Hasta pronto!!