PESCA DE RIO....¿Qué necesito??

PESCA DE RIO....¿Qué necesito??

La temporada de rio está a la vuelta de la esquina y muchos pescadores afrontan la que será su primera vez en la pesca de la trucha. 

Aún recuerdo la primera temporada que fui a pescar al rio. Tenía 5 años cuando mi padre me sorprendió con la licencia de pesca, menudo regalazo!! El día antes de cualquier jornada de pesca era todo nervios y la noche...la noche la pasaba en vela esperando que sonase el despertador de mi padre. Los madrugones eran lo habitual. Levantarse a las 5 de la mañana para emprender el largo viaje, de unas dos o tres horas, con parada para desayunar incluida, para estar en el rio sobre las 9 de la mañana ya listos. Ahí empezaba el reparto de lombrices, miñocas las llamamos aquí, guardadas en las míticas miñoqueras de color verde que colocábamos en el cinturón o en mi caso a la correa del cesto. Eran jornadas inolvidables en las que la lluvia, el frio, el viento no afectaban, daban igual. Lo de menos era pescar y eso que me fastidiaba ser el que menos truchas cogía, pero disfrutaba de la compañía de los amigos de mi padre, de Casal y de Mera, y de sus hijos. Era una fiesta. 

Hoy muchas cosas han cambiado. Los personajes seguimos siendo los mismos en ocasiones, pero hemos dejado atrás los madrugones, las noches en vela e incluso las lombrices. Seguimos disfrutando de la pesca y sigue siendo una fiesta. 

Toda esta parte es la sentimental de la pesca, pero... que necesitamos si vamos a afrontar nuestra primera temporada en el río??

Lo primero es tener claro a que queremos pescar. Lo más sencillo probablemente sea a lance ligero, empleando peces artificiales y cucharillas, alternados en determinadas situaciones con aparejos de mosca ahogada y buldo. Emplearemos cañas cortas, de 1.55m en adelante, como las de Ballesta, con carretes pequeños y ligeros, con ratio de recogida alto. Los sedales a utilizar serán finos, de 0.16 en adelante, aunque en determinados rios podamos usarlos más finos todavía.

                                               Pequeño minnow para la pesca en rio

Otra de las modalidades más empleadas y que probablemente hayamos prácticado todos los que pescamos en rio, es la pesca con cebo natural. Esta modalidad se suele practicar más a principios de temporada, cuando los rios bajan con más agua o incluso revueltos, aunque mucha gente la usa toda la temporada con excelentes resultados. Para ésta modalidad de pesca se suelen usar cañas largas, de 3,50m en adelante, anilladas o sin anillar y con punteras sensibles para sentir mejor las picadas. Normalmente se usan cañas telescópicas, ya que son más cómodas a la hora de transportarlas e incluso a la hora de movernos por las orillas, ya que llegado el momento la podremos cerrar para pasar por alguna zona más complicada debido a la vegetación, por ejemplo. Los carretes serán pequeños y ligeros en tamaños 1000 e inferiores. Una muy buena opción es usar carretes específicos de cebo como los Peerless. Los sedales que usaremos, al igual que en la pesca a lance, irán del 0.16 en adelante. Una muy buena opción es el Abrasion Plus de Trabucco, un hilo siliconado que desliza muy bien por las anillas y con una gran resistencia.

                                                      

Una de las modalidades que mas adeptos está adquiriendo en los últimos años es la pesca con mosca y dentro de ésta, la pesca con ninfa. Multitud de pescadores se han dejado engatusar por la belleza de ésta modalidad pero sobre todo por la efectividad y sensaciones que transmite. Pescar una trucha siempre es bonito por la lucha que ofrece pero aún lo es más, si añadimos a ésta un equipo tan liviano como como son los de mosca. Incluso hay pescadores que practican la pesca con ninfa con equipos de cebo, ya que son totalmente válidos para realizar éste tipo de pesca. Para aquel que empieza y quiere probar con un equipo de cebo, lo único que tendría que hacer es bajar el diámetro del hilo para facilitar de alguna manera el lance de las ninfas. Si lo que quiere es iniciarse con un equipo de mosca, lo básico sería una caña de 10 pies mínimo, de línea 3 o 4 y un carrete sencillo en el que meteremos un sedal de color de entre 0.16 y 0.20. A éste sedal amarraremos nuestro terminal, de un grosor menor al principal. Lo más recomendable es usar hilos de fluorocarbono para minimizar el ser visto por los peces. Una buena opción para aquellos que se inician es el Trabucco FC403 de la foto.

                                                      

Los que quieren iniciarse en la pesca con mosca seca, el equipo es distinto. La caña iría desde 8,6 o 9 pies hasta los 9,6 pies, dependiendo de los ríos que pesquemos. Una buena opción es optar por una caña de 9,6 pies que nos puede valer tanto para pescar a seca como para pescar a ninfa o tándem llegado el caso. Ahí cada uno verá que es lo mejor, pero las medidas para pescar a seca más habituales suelen ser las comprendidas entre esos tamaños. El carrete será el mismo que para pescar a ninfa, en el que tendremos que meter el backing y la linea. Lo ideal para empezar es una linea 4 o 5 ya que nos ayudarán a la hora de marcar los tiempos del lance. A ésta le deberemos poner un bajo de linea, ya sea anudado o cónico. Por último añadiremos el terminal o tippet. En los últimos años, con la aparición de los fluorocarbonos, tenemos tippets de gran calidad como el Ayu de Seaguar. Para mí, el mejor para pescar a seca.

                                                         

Ésto en cuanto a materiales para las diferentes modalidades que podemos practicar. Como complementos para empezar en la pesca de rio, podríamos añadir unas botas, waders, chalecosacaderacajas para cebo y muchos otros complementos que harán que afrontemos con total garantías nuestra primera temporada en la maravillosa pesca de la trucha.

Espero que os haya gustado y hasta el próximo post.

Muchas gracias.